Sinopsis: Este proyecto busca mostrar las formas en las que distintos sujetos fronterizos y transfronterizos en la región de Tijuana-San Diego experimentan y representan el espacio que habitan. El proyecto también examina los complejos procesos de transfronterización de los sujetos.


UN ESTUDIO SOBRE

El uso del espacio y su relación con la experiencia fronteriza:
La frontera Tijuana-San Diego.

Se parte de la idea de que las fronteras no son únicamente demarcaciones geopolíticas o límite entre dos o más Estados Naciones. Tampoco son únicamente, según David Newman, “el dibujo de una línea sobre un mapa o la construcción de un cerco en el paisaje físico”, sino que son también construcciones y procesos socioculturales a través de los cuales se construye la noción de pertenencia, de diferencia o de separación1. De manera similar, Georg Simmel afirma que “la frontera no es [únicamente] un hecho espacial con consecuencias sociológicas, sino [también y sobre todo] un hecho sociológico que se forma espacialmente”2. Estos postulados subrayan la necesidad de conocer cómo los distintos grupos sociales que habitan la frontera, experimentan el espacio, y cómo a partir de estas distintas experiencias, el espacio se redefine. Estos ponen el énfasis en las experiencias sociales para entender la construcción y redefinición del espacio.

En ese mismo sentido se puede afirmar que la frontera se experimenta de muy diversas formas dependiendo de las condiciones de vida (aspectos socioculturales) y de las condiciones legales (nacionalidad, visas, etc.). De acuerdo con Norma Iglesias, para comprender las dinámicas de frontera es importante no sólo poner atención al hecho espacial, sino también a las fronteridades, que son la forma en la que cada individuo, según sus condiciones y su identidad, experimenta la frontera. En otras palabras, la identidad (como proceso) marca la forma en la que vivimos y usamos el espacio. La identidad es factible de ser analizada o captada, a partir de marcas identitarias y estas pueden ser evidentes (ser hombre o ser mujer, niño o adulto) o ambiguas (experiencias personales). Dependiendo de las marcas identitarias, cada sujeto experimentará mayores o menos tensiones, conflictos e incluso contradicciones, y también podrá desarrollar mayores o menores capacidades de adaptarse, negociar o trangredir la frontera como delimitación geopolítica (demarcación del Estado Nación)3. Las marcas identitarias como por ejemplo, el status migratorio, la nacionalidad, género, etnia, edad, color de piel, sexualidad, clase social, idioma, ideología, posición política, capacidad y frecuencia del cruce, entre otros factores, operan y marcan nuestra experiencia fronteriza. La identidad y la experiencia funcionan como condiciones de sentido. A través de solicitar una serie de registros a seis personas de perfiles contrastantes, se busca identificar las distintas formas en la que se experimenta el espacio y los distintos sentidos que estos espacios juegan en la vida y en la conformación de su identidad. Los registros son: (a) mapa mental, (b) foto/diario, y (c) mapeo de las rutas cotidianas. Estos registros permitirán captar la relación dialéctica entre cómo el espacio condiciona a los sujetos, así como la forma en la que los distintos sujetos (identidades) conforman y redefinen el espacio.


1Newman, David. “The Lines that Continue to Separate Us: Borders in Our 'Borderless’ World”. Border Poetics De-Limited. Eds. Johan Schimanski & Stephen Wolfe. Hannover: Wehrhahn, 2007. P. 35. Traducción de la autora. “The process through which borders are demarcated and managed are central to the notion of border as process and border as institution. […] Demarcation is not simply the drawing of a line on a map or the construction of a fence in the physical landscape. It is the process through which borders are constructed and the categories of difference or separation created.”

2Simmel, Georg. “The Sociology of Space”. Trans. Mark Ritter & David Frisby. Simmel on Culture: Selected Writings. Eds. David Frisby & Mike Featherstone. Londres: Sage, 1997. P. 142. Traducción de la autora.

3Iglesias-Prieto, N. 2011. “Coming and Going: Transborder Visual Art in Tijuana.” In Rosana Blanco-Cano and Rita E. Urquijo-Ruiz (Editors), Global Mexican Cultural Productions. Palgrave-McMillan, New York. Pp.175-196.”

perfiles

eng / esp


1. Andrea Carrillo


Edad: 27 años (1986)
Reside en: Los Angeles, USA
Lugar de Nacimiento: México D.F.
Profesión: Diseñadora Gráfica


2. Iván Morales


Edad: 26 años (1987)
Reside en: San Diego, USA
Lugar de Nacimiento: Chula Vista, USA
Profesión: Cervecero / emprendedor


3. Sara Solomani


Edad: 34 años (1980)
Reside en: San Diego, USA
Lugar de Nacimiento: Iran
Profesión: Estudiante de posgrado


4. Derek Chinn


Edad: 32 años (1982)
Reside en: Tijuana BC, México
Lugar de Nacimiento: Ohio, USA
Profesión: Profesor de inglés